Por qué la Doctrina del “Pecado Original” es Falsa según la Biblia

El pecado original, es una doctrina perteneciente a la catequesis de la Iglesia Católica Romana y otras que rinden culto a María. Esta doctrina afirma que la humanidad esta manchada por el pecado como consecuencia de la caída del hombre, originada por la rebeldía de Adán y Eva en el Jardín del Edén.

En la fe católica se ve al pecado original como la razón del bautismo católico, ya que éste liberaría al bautizado de las culpas del género humano. La Iglesia católica además excluye del pecado original a la María, la madre de Jesucristo, afirmando que le fue concedida una gracia especial de parte Dios con el fin de que Cristo no tuviera el pecado original.

La idea del pecado original fue concebida originalmente por Ireneo en el siglo II, quien era obispo de Lyon. El concepto fue presentado en su controversia con algunos gnósticos dualistas. Otros creyentes como Agustín de Hipona (354-430) también desarrollaron esta doctrina, justificándola en las enseñanzas del Apóstol Pablo. [Romanos 5:12–21] [1 Corintios 15:22] y [Salmos 51:5].

¿Por qué no es cierta la doctrina del “Pecado Original”?

Aquí mostraremos dos claros ejemplos de por qué no es cierta esta doctrina:

– Si existiera el pecado original, Cristo no podría habernos salvado.
Si este pecado existiera Cristo también habría sido portador del mismo, así que esto demuestra su falsedad ya que Él nunca pecó.

Para entender esto debemos enfocarnos en una de las características de Dios que es notoria en toda la Biblia: Dios no hace acepción de personas (Romanos 2:11). Jesús no tuvo un trato especial por parte de Dios por ser su Hijo, sino que fue tentado, atribulado, instruido y padeció igual que nosotros (Heb. 5:8). Es decir que Dios no hizo nunca acepción de personas, ni siquiera con su Hijo.

La carta a los Hebreos habla claramente al respecto, diciendo lo siguiente:

Hebreos 2:14 “Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo…”

Pablo explica que Jesucristo estuvo en “semejanza de carne de pecado” (Rom. 8:3). Esto nos muestra que la carne de todo hombre esta vendida al pecado, así como estuvo la de Cristo, pero eso no implica que el vestir esta carne constituya al hombre como pecador, ya que Cristo nunca peco, ni tuvo relación con el pecado.

De esta caracteristica de Dios podemos concluir que si existiera el pecado original, Cristo debería haber participado de lo mismo, ya que Dios al no hacer acepción de personas, hubiera hecho que Jesús participara del mismo.

– Si existiera el pecado original, cada niño que muriera antes de ser bautizado en la fe católica, debería perderse.
Sin embargo, Cristo enseñó todo lo contrario respecto de esto:

Mateo 19:14 “Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.”

Conclusión

Muchas veces oímos de esta doctrina y podemos ver claramente a través de toda la Biblia que no existe como tal. La Biblia explica que el pecado ya estaba presente desde antes de la caída de Adán y Eva. La Biblia muestra claramente este hecho en Génesis 3:1, Juan 8:44, 2 Pedro 2:4, 1 Juan 3:8, Judas 6.

Esta doctrina es muy defendida por la Iglesia Católica ya que con ella intentan explicar la “santidad” de la Virgen María, al haberle sido otorgada la “excepción” de este “pecado original” con el fin de que Jesucristo no participara del mismo. Y como vimos esto es algo de lo que no hablan las Escrituras.

Comments

comments