Científicos Israelíes Logran Demostrar Profecías de Amós y Zacarías

Recientemente, científicos famosos encontraron evidencia del catastrófico terremoto que Amos y Zacarias profetizaron. En un artículo denominado “Verificando los hechos del libro de Amós”, escrito por Ruth Schuster, del sitio israelí Haaretz que estuvo investigando la prueba del terremoto que paso.

” Las palabras de Amós, que fue uno de los pastores de Tecoa, que profetizó acerca de Israel en días de Uzías rey de Judá y en días de Jeroboam hijo de Joás, rey de Israel, dos años antes del terremoto.” afirma el fragmento de Amos 1:1.

El reinado de Uzias fue el más prospero, con excepción del de Josafat, desde el tiempo de Salomón. Él se manejó de manera correcta al principio de su reinado y fue considerado un rey justo. Después, se volvió arrogante producto del éxito que tuvo. En dado momento entró en el templo de Salomón, intentando ofrecer incienso al tratar de hacer el trabajo de los sacerdotes y la Biblia dice que luego de aquello un gran terremoto tuvo lugar, luego del cual Uzias se vio cubierto en lepra.

El terremoto fue descrito no solo en el verso del libro de Amos, también lo describió el profeta Zacarias.

“Y huiréis por el valle de mis montes, porque el valle de los montes llegará a Azel, y huiréis de la misma manera que habéis huido del terremoto en los días de Uzías, rey de Judá. Entonces vendrá el Señor mi Dios, y todos los santos contigo”. (Zacarías 14:5)

Los terremotos son comunes en Israel que en la era del Segundo Templo, de acuerdo con lo dicho en la oración del sumo sacerdote en el Yom Kippur. El sacerdote anhelaba que las personas vivían en Samaria no tuvieran “sus casas convertidas en tumbas”.

Zacarias también relató lo que muchos judíos ven como “el terremoto anterior al Mesías, que cambio la topografía de Jerusalen”.

“Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos.”. (Zacarias 14:4).

El relato de la Biblia esta lleno de datos arqueológicos que muestran la destrucción de la región en siglo VIII aC. Ya que gran parte de la destrucción se le atribuyó a la conquista de los asirios, sin embargo, el profesor Wolfgang Zwickel de la Universidad de Mainz, indicó que la destrucción universal, no dice que hubo guerra. La ciudad se sometió a un enemigo superior. Sin embargo, todas las ciudades en una gran área mostraron grandes niveles de destrucción simultánea, por eso es probable que la causa haya sido un terremoto.

Esta teoría cuenta con el apoyo de los descubrimientos hechos en una excavación realizada por Hazor junto a los profesores israelíes Finkelstein y Yigal Yadin, que encontraron un nivel de destrucción correspondiente al año 760 a.C En otra excavación en Lachissh, David Ussishkin encontró un nivel de destrucción correspondiente al mismo período. El pedazo de tierra cuenta con una capa similar que data de mediados del siglo VIII aC.

De hecho, el análisis de evidencias arqueológicas realizado Kate Raphael y Amotz Agnon, de la Universidad Hebrea, concluyeron que hubo 11 temblores entre las edades de Bronce y Hierro en Israel, dos del octavo siglo aC. verificados con la datación de carbono 14 de una materia orgánica encontrada en muestras de núcleos hallados en el Mar Muerto. Además, los científicos registraron un terremoto entre los años 861 al 705 aC. y otro entr 824 y 667 aC. El profesor Zwickerl aseguró que el profeta hizo referencia al mas fuerte de ambos terremotos.

Haaretz se percató que el terremoto fue descrito por Flavio Josefo, un historiador judío romano del primer siglo. Josefo, señaló que el terremoto sucedió en el tiempo del rey Uzias (conocido como Azarias) que gobernó Juda entre el año 787 y el 736 aC.

“Un gran terremoto sacudió el suelo e hizo un grieta en el templo y los rayos brillantes del sol pasaron a través de él, haciendo el rey cayera de rostro, mientras la lepra se apoderaba de él”, sostuvo Josefo. “Cerca de la ciudad, en un lugar llamado Eroge, mitad de la montaña se dividió del resto en el oeste”.

Fuente: Guiame

Comments

comments