Persecución Feroz en China: El Gobierno coloca Cámaras dentro de las Iglesias para Vigilar Cristianos

En China las iglesias protestante, están obligadas a aceptar la instalación de cámaras de vigilancia en sus instalaciones, como seguimiento de lo que suceda en los cultos con sus congregantes habituales.

Las autoridades chinas son cada vez mas frenéticas al momento de registrar y controlar a los cristianos. De acuerdo con un informe de Bitter Winter, la policía china registra a los creyentes que entran y después van a sus casas para “inspeccionarlos”.

Three-Self es una iglesia protestante, que está controlada por el estado en todo momento y esta bajo el control y supervision de las autoridades que hicieron la instalación de cámaras de vigilancia en las diversas iglesias para controlar sus sermones.

El Departamento de Trabajo del Frente Unido (UFWD, por sus siglas en inglés) cree que el contenido del sermón viola las reglas, el predicador sera llevado para “charlar” y podría ser detenido.

Pese a la constante vigilancia, eso no tranquiliza a las autoridades, afirma el informe. “El control de los miembros de la iglesia es cada vez mas estrictos”, declaró.

Temor

La iglesia Three-Self, ubicada en la ciudad de Tieling en la provincia de Liaoning ha experimentado como la supervivencia esta afectando a los creyentes. “Los fieles están aterrorizados y se están alejando de la iglesia”, indicó el informe que relata de manera clara la persecución hacia la gente que practica la fe en Cristo.

Para el 8 de septiembre de 2018, los miembros de la iglesia se dirigieron al edificio para hacer el culto y se percataron que dos policías estaban vigilando la entrada de la iglesia. Los oficiales querían que los miembros de la iglesia escribieran sus datos personales antes de entrar a la iglesia.

Para que el culto pudiera seguir su curso, cada miembro de la congregación debió dar sus datos personales a los oficiales, es decir, nombre completo, contactos, edad, dirección residencial, etc.

“Ese día una anciana cristiana de 90 años de edad, fue a la iglesia con su hija. A todos se les informó que tenían que registrarse. La hija se quejo expresando que ella no creía en Dios, sin embargo iba a la iglesia para acompañar a su madre” contó Bitter Winter.

Si creía o no en Dios no importaba, pero si entraba a la iglesia tenia que registrarse como todos los demás, explicaron los policías.

Fuente: Guiame

Comments

comments