Protegiendo a la Familia: Príncipe de Inglaterra busca Prohibir el Diabólico juego Fortnite

El juego Fortnite es un fenómeno público, con más de 250 millones de usuarios en las diferentes plataformas disponibles (PC, PS4 y XBox). Con números tan expresivos, los relatos de personas que se han vuelto dependientes llevó al príncipe Harry a pedir que sea prohibido.

La sugerencia de Harry (sexto en la línea sucesoria del trono británico) sucedió durante un evento de la Asociación Cristiana de Caballeros (YMCA de su sigla en inglés) que tuvo lugar la semana pasada.

De acuerdo con informaciones del medio Express, el duque de Sussex afirmó que los juegos de las redes sociales son, actualmente, más adictivos que los estupefacientes o las bebidas, por eso Fortnite debería ser prohibido.

En la mirada del príncipe, el juego fue “creado para hacerlo un vicio”, lo que ya sería indicio suficiente para su prohibición: “Ese juego no debería estar permitido. ¿Dónde está el beneficio de tenerlo en la casa? Fue creado para que sea adictivo. Un vicio para mantenerlo frente al computador por el mayor tiempo posible. Es irresponsable”, criticó Harry.

El príncipe realizó una alerta sobre las acciones que los países deberían tomar para cuidar con lo que sus hijos interactúan con el mundo exterior, pero admitió que muchos no saben como resolver el problema. “Los padres han levantado sus manos porque no saben que hacer con eso. Es como esperar que el daño sea cauasdo”, lamentó.

Ya hablando de las redes sociales, Harry hizo una crítica similar, pues ellas se vuelven una dependencia aceptada y no se reconocen como algo perjudicial: “Son más peligrosas porque es normalizado y no hay restricciones para eso. Estamos en un momento de alteración de la mente”.

Especialistas al rededor del mundo han debatido sobre el poder de la dependencia de los juegos electrónicos. Se espera que sea incluída como enfermedad en la Clasificación Estadistica Internacional de Enfermedades en el foro de la Organización Mundial de la Salud en mayo próximo.

Fuente: Gospel Mais

Comments

comments