Poder de la Oración: Representante de 70 Naciones se Unen para Orar por Israel

Hace unos días se llevó a cabo “La oración del café de la mañana por Jerualen”. La movilización, creada por israelíes, como Albert Veksler, un experto en Ciencia Política y Relaciones Internacionales, tuvo el objetivo de clamar por la indivisibilidad de Israel, construyendo puentes entre cristianos y líderes judíos de todo el mundo. Las reuniones fueron celebradas en el Knesset (Parlamento israelí) y en el Waldorf Astoria Hotel, en Jerusalen.

Inspirado en el Cafe Nacional de Oración en Washington, DC (presentado cada año por el Senado y Grupos de oración del Congreso), el movimiento ‘Jerusalem Prayer Breakfast’ es coordinando por Veksler, que está “enfocado en construir una atmósfera de unidad y comprensión mutua atendiendo la llamada de la Biblia para orar por la paz de Jerusalen” (Salmo 122:6).

Cientos de representantes de 70 naciones entre los que se encuentran empresarios, pastores y representantes políticos participaron en esta iniciativa. También estuvo el profeta Joel Engel, el cual remarcó el significado de extrema relevancia de tal movilización, no solo en lo referente a las relaciones internacionales, sino bíblicamente hablando.

Una carta de Donald Trump fue leída en el encuentro, elogiando el desayuno de oración como una expresión de “nuestra mayor esperanza de paz”.

“Jerusalen no solo es el corazón de 3 grandes religiones, sin embargo, ahora es el corazón de las democracias mas exitosas del mundo. En estas ultimas 7 décadas, el pueblo de Israel ha construido un país donde cristianos, judíos, musulmanes y personas de otras religiones son libres de adorar según la conciencia de sus creencias”, indicaba la carta.

Poder de la oración

El poder de la oración fue visto después del primer desayuno de oración de Jerusalen, hace ya dos años. En aquel evento, la Dra. Billye Brim llevó a las personas a orar para Trump cuando estaba a punto de ser proclamado presidente de EE.UU., con el fin de que cumpliera su promesa de campaña para mudar la Embajada de EE.UU. desde Tel Aviv a Jerusalen.

El rabino Weisz citó al rabino Aryeh Lighstone, embajador de EE.UU. en Israel y al consejero David Friedman, que habló sobre el desayuno de oración de este año.

“Necesitamos que oren mas”, subrayó el rabino Lighstone. “Sus oraciones van directamente al cielo”.

Fuente: Guiame

Comments

comments