El Papa Francisco Besa los Pies de Líderes de una Alianza Ecuménica Nacional

El papa Francisco este jueves hizo un gran gesto de apoyo al proceso de pacificación en Sudan del Sur, al recibir a los lideres de los 2 grupos enfrentados en la nación, a los que convoco a ser “artesanos de la paz”. En el encuentro, el pontifice sorprendio a todos los allí presentes arrodillándose y besando sus pies.

Francisco mantuvo una reunión con Salva Kiir Mayardit, presidente del país, y cuatro de los cinco vicepresidentes nombrados con el fin de crear un gobierno de coalición nacional desde mayo: Riek Machar Teny Dhurgon, James Wani Igga, Taban Deng Gai y Rebecca Nyandeng De Mabior.

“Les pido como hermano: manténgan la paz entre ustedes. Se los pido con el corazón. Habrá problemas, pero no teman, sigan adelante, den solucón a los problemas. Han comanzado un largo proceso, que termine bien”, les dijo antes de que el pontífice se inclinara ante ellos y besara sus pies.

“Aquí no se trata de una habitual y común reunión bilateral o diplomática entre el Papa y los jefes de Estado; tampoco de una iniciativa ecuménica entre los representantes de las diferentes comunidades cristianas: se trata de un retiro espiritual”, agregó el papa frente a las autoridades del país africano. Luego de dicha seremonia,las autoridades hicieron un compromiso conjunto por la paz.

Sudán del Sur, que fue nombrado “el país más joven de mundo” luego de independizarse en 2011, está pasando por un conflicto civil desde fines de 2013, producto de una disputa entre Kiir y su despedido vicepresidente Machar que terminó en un conflicto político.

En septiembre de 2018 el país realizó una unión ecuménica con el fin de pacificar su territorio donde, Kiir, que es católico, y Machar, protestante presbiteriano, acordaron una tregua con el fin de que las principales facciones rivales se reúnan, analicen y preparen sus fuerzas para unirlas en un gran Ejército nacional antes que sea creado un gobierno de unidad, lo cual ocurrirá en mayo.

Luego de los dos días de retiro, Francisco recordó a los líderes del país cuán importante es el pueblo: “La gente está completamente agotada de las guerras pasadas: ¡recuerden que con la guerra se pierde todo! Su gente hoy anhela un futuro mejor, que pasa por la reconciliación y la paz”.

Luego de finalizar su discurso, el papa Francisco rezó con la dirigencia política del país africano y dio a conocer su deseo “de poder ir pronto a su amada nación”.

Fuente: Clarín

Comments

comments